Fundación Democracia Transparencia Justicia

La mejor manera de trabajar para transformar a la sociedad salvadoreña y generar un impacto real en la misma, es haciéndolo en forma conjunta, demostrando que es posible que personas con diversidad de pensamiento se unan para la defensa de principios democráticos.

Es por ello que DTJ involucra a 34 diferentes actores de la vida nacional, incluyendo entre otros, a empresarios, representantes de academia, de tanques de pensamiento y a jóvenes líderes.

Estamos construyendo una comunidad que busca ayudar a que todos tomemos conciencia y participemos, privilegiando espacios de diálogo y valores democráticos, discutiendo y cuestionando con responsabilidad a los actores, los temas y las políticas públicas que pueden incidir en que El Salvador se convierta en un país donde los ciudadanos sean vigilantes y estén empoderados para asegurar una república en donde florece el estado de derecho y donde se propicie un entorno de oportunidades que reconozca el mérito y el esfuerzo, dejando un legado de ciudadanos conscientes de su responsabilidad y compromiso de transformar el país en un ejemplo global de Democracia, Transparencia y Justicia.

Fundación DTJ se constituyó por escritura pública otorgada en San Salvador, el 8 de diciembre de 2011, conforme a la Ley de Asociaciones y Fundaciones Sin Fines de Lucro de El Salvador.

NUESTRA MISIÓN

Ser una organización que facilite la construcción de espacios de diálogo y articulación de acciones, entre personas de diverso pensamiento, para fortalecer de las condiciones de desarrollo democrático de El Salvador.

NUESTRA VISIÓN

Lograr la consolidación de una convivencia pacífica y mejores condiciones de vida para los salvadoreños, a través del fortalecimiento democrático y la participación ciudadana.
0
Años de trabajo
Más de
0
Ciudadanos impactados
0
Redes de trabajo nacional e internacional

VALORES Y PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

Compromiso

Reflejado en las actitudes y acciones que se desarrollan para coadyuvar en el cumplimiento de la misión institucional.

Independencia

Actuación libre de cualquier influencia sectorial, partidista, religiosa, racial o personal.

Honestidad

Decencia y moderación en todos sus actos de la vida diaria.

Integridad

Como sinónimo de rectitud en el comportamiento diario, sin engaños, ni falsedades.

Liderazgo

Sabiendo que el ejemplo personal es la mejor forma de promover conductas éticas y de calidad en el desempeño de las actividades.

Respeto

Interactuando entre los miembros fundadores y con la sociedad en general, para lograr una adecuada convivencia social.

Tolerancia

Admitiendo y respetando las diferencias personales e institucionales con otros miembros de la sociedad salvadoreña, para lograr una convivencia y el trabajo armónico que requiere para el éxito de su misión.